• noviembre

    23

    2016
  • 657
  • 0
¿Disco duro dañado? En KMI lo reparamos y recuperamos los datos.

¿Disco duro dañado? En KMI lo reparamos y recuperamos los datos.

Un disco duro dañado puede suponer la posible pérdida de datos, información, fotografías y demás documentos de carácter valioso. Tal y como ya hemos comentado en anteriores artículos, el disco duro es un elemento de almacenamiento de datos formado por diversas partes internas de carácter extremadamente sensible, por lo que es importante saber diferenciar los elementos que pueden sufrir más daño.

 

Partes del disco duro dañado


Dentro de la unidad de disco duro se encuentran los platos donde se escriben los datos y la información. Esta superficie es muy delicada ya que una simple mota de polvo puede poner en peligro el funcionamiento del disco. Por este motivo, es importante manipular el dispositivo en una sala blanca.

Los cabezales permiten leer y escribir los platos. Si, por ejemplo, el hard disk cayera al suelo de manera repentina podría causar la desalineación de los cabezales haciendo que éstos toquen la superficie de las placas interiores lo que provocaría el desprendimiento de la capa magnética de almacenamiento. Esta capa cubre los platos y, una vez retirada, imposibilita casi al 100% la lectura y escritura del disco. Este error se llama head crash.

Por otra parte, el motor permite que los platos giren y se compone de bobinas, cojinetes y el eje de rotación. ¿Qué puede dañar a estos componentes? Fuertes vibraciones, golpes y altas temperaturas.

Además, cada disco duro también se compone de una parte electrónica o circuito impreso que permite la correcta alimentación del circuito de apoyo. En este caso, las sobrecargas de voltaje causarían un gran daño a la placa de circuito lo que provocaría la rotura de soldaduras y demás componentes eléctricos.

Partes-del-Disco-DuroReparar el disco duro


Como hemos visto, las unidades de disco duro pueden sufrir múltiples daños físicos que comprometen el buen funcionamiento del dispositivo. Para reparar un disco duro dañado hay que tener en cuenta la compatibilidad de los diversos componentes internos. En algunos casos, reemplazar las partes mecánicas o electrónicas es una ardua tarea ya que es imprescindible seleccionar aquellos componentes 100% compatibles con el dispositivo que ha fallado para no causar daño mayor a los datos almacenados en el disco.

En KMI Data Recovery contamos con un gran volumen de soportes que pueden utilizarse para reparar un disco duro dañado. De esta manera, nuestro equipo técnico -gracias a la gran experiencia en la reparación de unidades de disco duro– vuelve a recuperar su funcionalidad.

Si tu hard disk ha sufrido daño físico y quieres repararlo y recuperar los datos no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Te asesoraremos sin compromiso.

¿Disco duro dañado? En KMI lo reparamos y recuperamos los datos.
Valora el siguiente post
¿Disco duro dañado? En KMI lo reparamos y recuperamos los datos.
Valora el siguiente post
© Copyright 2017 KMI Data Recovery S.L. AVISO LEGAL